Desatrancos Madrid. Empresa de pocería, 25 años de experiencia.

Inspección de Saneamientos en Madrid

Inspección de Saneamientos

El constante uso junto con el paso del tiempo de las bajantes y redes de saneamiento dan lugar a que se estropeen de manera progresiva, provocando malos olores, atascos y, en los peores casos, fugas de agua o roturas completas de las tuberías. Para evitar este tipo de situaciones es aconsejable realizar inspecciones en los saneamientos cada cierto periodo de tiempo con la finalidad de mantener la salubridad de la red, con especial atención si se trata de un bloque de edificios o una comunidad de vecinos, donde un simple fallo puede dar lugar al colapso de la red al completo.

Inspección de tuberías



En nuestra empresa aconsejamos a nuestros clientes realizar una inspección de saneamientos anual con la idea de determinar el estado de la red de saneamiento y por tanto, prevenir y anticiparse a cualquier problema que pueda suceder.

Nuestro equipo técnico cuenta con la experiencia y la última tecnología formada por cámaras de inspección de redes de saneamiento permitiendo el acceso a las tuberías de manera individual, independientemente de su ubicación, lo que facilita el trabajo posterior de limpieza y mantenimiento.

Limpieza de Saneamientos en Madrid

Una vez realizada la inspección de la red de saneamiento el equipo técnico analizará la situación y decidirá qué pasos seguir como la limpieza de los saneamientos, su reparación o sustitución en caso de que estos estén muy deteriorados.

Nuestro equipo de limpieza de saneamientos cuenta con la experiencia necesaria así como el equipo técnico y mecánico adecuado que nos permiten garantizar un trabajo eficiente y duradero.

Mantenimiento de Saneamientos en Madrid


Además, una vez realizada la inspección, nuestra empresa le ofrece un servicio completo de mantenimiento de redes de saneamiento en Madrid y alrededores de tal manera que no tenga que preocuparse por nada. Nuestros profesionales llevarán a cabo inspecciones periódicas para mantener su red de tuberías en un estado envidiable.